Demandas al Tribunal Europeo de Derechos Humanos

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) con sede en Estrasburgo, creado en 1959, es el órgano judicial competente para conocer las demandas que los ciudadanos presentan frente a un Estado cuando no han sido respetados sus derechos y libertades enunciados en el Convenio Europeo de Derechos Humanos y Libertades Fundamentales (CEDH) y sus Protocolos.

La jurisprudencia del Tribunal, velando por el respeto de los derechos humanos de 830 millones de europeos y consolidando el Estado de Derecho y la democracia en Europa, es abundante y abarca múltiples ámbitos. No obstante, la violación del Convenio más frecuente es la referida a un derecho a un juicio justo, ya sea por la falta de equidad o por la duración excesiva del procedimiento. El derecho a la libertad y a la seguridad y el derecho a la protección de la propiedad también constituyen ámbitos frecuentes de violación.

No se debe confundir con la Corte Internacional de Justicia, que es el Órgano judicial de las Naciones Unidas con sede en La Haya, ni con el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) con sede en Luxemburgo, que es el órgano judicial que garantiza el respeto del derecho comunitario y decide sobre la interpretación y aplicación de los tratados constitutivos de la Unión Europea.

Las decisiones del TEDH son vinculantes para los tribunales españoles

Conforme al artículo 46 del Convenio Europeo, los Estados se comprometen a dar cumplimiento a las sentencias definitivas dictadas por el TEDH en los litigios en que hayan sido parte. Es por ello que, a diferencia de las resoluciones de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa y del Comité de Ministros, que al tener su origen en órganos de naturaleza política no resultan vinculantes ni obligan a los ciudadanos, la doctrina del TEDH, es de aplicación obligatoria para los 47 Estados miembros del Consejo de Europa.

De esta forma, cuando un Estado haya cometido una vulneración deberá resarcir el perjuicio provocado al demandante y, en la medida de lo posible, reparar cualquier consecuencia de la violación. El Estado también debe asegurarse de que no vuelvan a cometerse vulneraciones similares, es decir, que no se vuelva a producir con otras personas. De esta manera, la interpretación que este Tribunal ha hecho del Convenio ha permitido la modificación de las legislaciones nacionales y la práctica administrativa en numerosos ámbitos.

La necesidad de adecuar la interpretación de las normas relativas a derechos fundamentales y libertades reconocidos por la Constitución Española (CE) a los tratados y acuerdos internacionales de derechos humanos ratificados por España (artículo 10.2 de la CE), de modo especial el Convenio, debe llevarnos a tener en especial consideración la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH).

Es por ello que el Tribunal Constitucional, supeditado por estas resoluciones, considera que los pronunciamientos del TEDH, permiten contar con un «criterio interpretativo privilegiado de los derechos reconocidos en nuestra Norma Fundamental».

El recurso de revisión como vía para dar cumplimiento a las sentencias del TEDH

plazo para recurrir al tribunal europeo de derechos humanosCuando la resolución judicial firme del TEDH declare que una resolución de un órgano jurisdiccional español ha vulnerado algún derecho o libertad fundamental reconocido por el CEDH y sus Protocolos, y siempre que la violación, por su naturaleza y gravedad, entrañe efectos que persistan y no puedan cesar de ningún otro modo, quienes quieran beneficiarse de las decisiones del Tribunal de Estrasburgo no podrán hacerlo de forma automática, sino que deberán interponer el oportuno recurso de revisión frente a la sentencia firme dictada por el tribunal nacional, sin que el resultado de tal revisión pueda perjudicar los derechos adquiridos de buena fe por terceras personas.

La supervisión de la ejecución de las sentencias definitivas corresponde al Comité de Ministros del Consejo de Europa que cuenta para ello con un específico Departamento de Ejecución de sentencias. Con esta finalidad, examina las medidas adoptadas por los Estados para llevar a cabo la ejecución de las sentencias que declaran que ha existido una violación del Convenio. Sin perjuicio de que en algún caso se haya podido obstaculizar su ejecución por algún problema de interpretación, nuestro país cumple adecuadamente las sentencias definitivas dictadas por el TEDH. Para ello, resulta necesario que el Gobierno adopte medidas generales -a través de las necesarias reformas legislativas-, así como medidas individuales. Estas últimas vienen referidas a la efectiva indemnización y gastos que el Tribunal en concepto de reparación equitativa haya impuesto en la sentencia, además de ordenar la reapertura del procedimiento impugnado, una vez solicitada esta medida por el interesado a través del oportuno recurso de revisión.

El Convenio Europeo de Derechos Humanos y Libertades Fundamentales (CEDH)

Es un tratado internacional en virtud del cual los Estados miembros del Consejo de Europa garantizan los derechos fundamentales, civiles y políticos, no sólo de sus ciudadanos sino de toda persona que se encuentre bajo su jurisdicción. Firmado el 4 de noviembre de 1950 en Roma, entró en vigor en 1953.

tribunal europeo de derechos humanos ConvenciónEl Convenio ha sido desarrollado y modificado mediante la adopción de protocolos adicionales que han añadido varios derechos al texto inicial, relativos, entre otros, a la abolición de la pena de muerte, la protección de la propiedad, el derecho a unas elecciones libres o la libertad de circulación. También, a través de su jurisprudencia, el Tribunal ha ampliado los derechos reconocidos en el Convenio. De esta manera sus disposiciones se aplican en la actualidad a situaciones que en el momento de su aprobación resultaban completamente imprevisibles, como cuestiones relacionadas con las nuevas tecnologías, la bioética o el medioambiente.

5/5 - (5 votos)
Related Posts